padre_Arturo

Rev. Arturo Corral Pastor

NUESTRO DON DE FE DEBE CONVERTIRSE EN OBRAS DE MISERICORDIA

Primera lectura – Is 50, 5-9, Salmo Responsorial – Salmo 114, 1-2. 3-4. 5-6. 8-9, Segunda lectura – Sant 2, 14-18, Evangelio – Mc 8, 27-35

Todo beneficio, toda ayuda, todo don nos viene de lo alto, del creador de la luz. Este es el punto de vista que tenemos los creyentes para ver, juzgar y actuar en la vida. Nosotros los cristianos comprendemos que lo mejor de nuestra vida es gratuito; todo es un regalo; es gracia. Porque Dios nos demostró cuánto nos ama al enviar a su único hijo al para que tuviéramos vida y vida en abundancia. Este es el mejor regalo.

Hoy el Apóstol Santiago nos recuerda que esa fe que hemos recibido como regalo se debe convertir en obras de misericordia. “Hermanos míos, ¿de qué le sirve a uno decir que tiene fe, si no lo demuestra con obras? (Sant 2, 14-18).

Si yo trabajo, descanso, vivo y me relaciono con los demás creyendo que todo esto viene de Dios, entonces también estoy dispuesto a dar, trabajar, a relacionarme y a compartir con los más necesitados. Es así como se valora la fe y la voluntad que tenemos para ayudar a los que menos tienen.

Cada vecindario o cada lugar donde vivimos tiene sus propias necesidades, por eso los creyentes debemos estar atentos a los signos de los tiempos para que la fe se convierta en vida abundante para las personas que encontramos en el camino.

Un signo de los tiempos es el fenómeno de la emigración.  Las fronteras de muchos países son lugares de paso para muchas personas que desean lograr una mejor vida, una mayor libertad y un trabajo más remunerado y es ahí donde nosotros como cristianos podemos hacer algo por ellos.

No obstante, en el país se pude observar una división muy grande y un rechazo hacia los inmigrantes, inclusive entre personas del mismo grupo étnico. El miedo a los extranjeros nos ha hecho crear muros más altos y poner más agentes en la frontera. El miedo a compartir nos ha hecho llamar al migrante como posible terrorista.

Hoy queremos hacer oración a Dios para que llene nuestro corazón de una ternura y misericordia como Cristo ha tenido con nosotros al dar su vida por rescate.

Hoy queremos dar gracias a Dios por todos los esfuerzos que hacen decenas de personas ofreciendo un vaso fresco de agua al que cruza la frontera. Hoy queremos pedir a Dios por las personas que luchan por los derechos humanos de los migrantes y no pierdan su esperanza y al mismo tiempo pedir por nosotros para que podamos en este año ver en el rostro visible del migrante le rostro invisible de Cristo

 

Rev. Arturo Corral, Pastor

Rev. Roberto Raygoza, Pastor Asociado

Rev. Heriberto Serrano, Pastor Asociado

HORARIO DE MISAS

Domingo:

7:30 a.m., 9:00 a.m., 10:30 a.m., 12:00 p.m., 1:30 p.m., 3:00 p.m., 4:30 p.m., 6:00 p.m., 7:30 p.m.

Sábado:

7:30 a.m., 12:30 p.m., 5:30 p.m.

Lunes a viernes:

 6:30 a.m., 12:00 p.m., 5:30 p.m.

 

HORARIO DE LA OFICINA PARROQUIAL

Lunes a domingo: 8:00 a.m. a 7:00 p.m.

Solidarios con los necesitados

Solidarios con la parroquia

Solidarios con el edificio histórico