padre_Arturo

Rev. Arturo Corral Pastor

LA TRINIDAD: TRES PERSONAS DISTINTAS Y UN SOLO DIOS VERDADERO

Primera lectura Dt 4, 32-34. 39-40, Salmo Responsorial Salmo 32, 4-5. 6 y 9. 18-19. 20 y 22, Segunda lectura Rom 8, 14-17, Evangelio Mt 28, 16-20

Hoy celebramos la fiesta de la Santísima Trinidad. Dios, dicen los textos bíblicos, no es un ser solitario y alejado de los demás. Dios es el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Dios es una comunidad. Esta imagen de que Dios es la unión de un padre amoroso con un hijo, viviendo en el amor y no un ser solitario, está grabada en nuestro corazón al buscarnos a nosotros mismos. Por eso se dice en la iglesia que nosotros fuimos hechos a la imagen de Dios, porque tenemos la necesidad siempre de ser alguien en relación con alguien, como es Dios mismo.

Cómo entender que este Dios, es la unión inseparable de tres personas diferentes en uno sólo Dios; nosotros contestamos que es un misterio de amor. Así, nosotros, como imagen de Dios, somos también un misterio.

Cuando usted contempla el cielo y las obras de la creación descubre que usted está presente en medio de todos y que existe. En este universo usted respira y camina. Somos dependientes absolutamente de un universo. Así, descubrimos como misterio de fe que hay un creador, a quien llamamos Padre de todo, y con quien podemos orar y relacionarnos como criaturas.

También descubrimos que, este mundo, no todo cuanto existe es de color rosa. Que hay dolor y sufrimientos tan grandes que ha causado una multitud de pobreza y de indigencia. Entonces, nos relacionamos con ese misterio de salvación llamado Hijo de Dios, porque por su misericordia nos ha salvado y nos ha redimido gratuitamente, para poder vivir y entender al hermano que nos complementa como humanos.

Cuando descubrimos también somos capaces de amar, de soñar, de crear y de ser libres y felices en la vida, detectamos que hay una fuerza dentro de nosotros, como un misterio santo que nos acompaña en estos deseos infinitos de ser perfectos y le llamamos Espíritu Santo. Este nos une con la creación entera y nos da la fuerza del perdón y el entendimiento ante tanta diversidad.

Así descubrimos en nuestra propia vida, en la pregunta que nos hacemos cada día, de saber quiénes somos, que somos imagen de Dios. Por eso, en Él nos movemos, existimos y somos. Somos hijos de un creador amoroso, somos hermanos de un Dios salvador, somos santos de un Dios santificador.

¿Quién es Dios? Es una comunidad y es un misterio que sólo la eternidad nos dará la respuesta. Dios es Padre, Dios es Hijo, Dios es Espíritu Santo. Tres personas distintas y un sólo Dios verdadero… y yo ¿Quién soy? Contestar esta pregunta sin relacionarnos con nadie, ni con nada de lo que hacemos parece difícil contestar. Contestar como si fuéramos independientes de todos y sin relación con nadie no refleja la realidad. No somos una isla solitaria a pesar de que a veces nos sintamos tan solos. Si contestamos a la pregunta ¿Quién soy yo? como si fuéramos un ermitaño o un solitario, la respuesta más bien está pidiendo a gritos, que alguien nos saque de nuestra soledad para poder ser alguien. Algo profundo nos dice en la mente y en el corazón que yo no estoy hecho para vivir como una isla solitaria o vivir en el anonimato de mi soledad. Algo está gravado en nuestro ser que nos dice que: “Yo soy yo verdaderamente yo cuando tengo a alguien más que esta conmigo”.

Rev. Arturo Corral, Pastor

 

Rev. Roberto Raygoza, Pastor Asociado

 

HORARIO DE MISAS

Domingo: 7:30 a.m., 9:00 a.m., 10:30 a.m., 12:00 p.m., 3:00 p.m., 4:30 p.m., 6:00 p.m., 7:30 p.m.

Sábado:  7:30 a.m., 12:30 p.m., 5:30 p.m.

Lunes a viernes:   6:30 a.m., 8:00 a.m., 12:00 p.m.,

5:30 p.m.

 

HORARIO DE SERVICIO DE LA OFICINA PARROQUIAL

Lunes a domingo: 8:00 a.m. a 7:00 p.m.

Solidarios con los necesitadosSolidarios con el edificio históricoSolidarios con la parroquia