padre_Arturo

Rev. Arturo Corral Pastor

DEBEMOS AGRADECER A NUESTRO PADRE TODO EL BIEN QUE NOS HA HECHO

Primera lectura Ez 17, 22-24, Salmo Responsorial Salmo 91, 2-3. 13-14. 15-16, Segunda lectura 2 Cor 5, 6-10, Evangelio Mc 4, 26-34

Después de predicar por un año domingo a domingo en Nuestra Señora Reina de los Angeles, me gustaría saber qué frutos se han logrado. Es muy humano querer saber qué cambios positivos se dan en las personas que nos escuchan. De igual manera hoy, en el día del padre, a muchos de ustedes les gustaría comprobar que su papel como padres ha sido positivo en la familia. En este día del padre, seguramente el papá quisiera escuchar de los labios de sus hijos palabras de amor y agradecimiento. A todos nos gustaría saber que la semilla de amor que se ha puesto en el trabajo y en la familia ha producido su fruto.

Jesús, al igual que los papás y yo, también quería saber que su predicación sobre el Reino de Dios empezaba a dar frutos abundantes. Jesús tenía confianza absoluta de que el Reino de Dios era como una semilla que se siembra en la tierra y que, al pasar las noches y los días, sin saber cómo, este reino producía muchas bendiciones.  Jesús estaba convencido que cada palabra dicha con ternura, cada acción hecha con amor, cada consejo dicho con sinceridad producía frutos porque así es el Reino de Dios. La verdad y el amor siempre producen frutos.

Ustedes como padres, al igual que Jesús deben estar convencidos que todo lo bueno que hayan hecho por sus hijos e hijas producirá fruto. No sabemos cómo ni cuándo, pero lo que si estamos seguros es que todo desvelo, apoyo y cariño dado a sus hijos será para bien. 

No obstante, ser padre tiene sus altibajos. Qué difícil ha de ser para los padres caminar con sus hijos y estar con ellos en las buenas y en las malas y permanecer con un corazón lleno de amor.  No saben ellos como padres, ni nosotros como hijos, cómo será el futuro que nos espera. Lo único que esperamos es que el amor y el cariño dado a los hijos sea como el reino de Dios y produzca muchos frutos.

Es importante que hoy como hijos sepamos agradecer a nuestros padres todo el bien que nos han hecho. Es un arte el ser padres porque hay que saber cuidar a los hijos y al mismo tiempo permitirles ser ellos mismos y darles su libertad para que se realicen de acuerdo a lo que está puesto por Dios en sus corazones. Los hijos son lo que más se ama y al mismo tiempo son a los que hay que dejarlos ser libres para que cumplan su misión en la vida.

Pidamos en este día por todos los padres de familia para que Dios los llenos de alegría y salud. Que ellos sientan el cariño de sus hijos y esposas y sea un día de bendición. Hoy la invitación es a tener una firme confianza que el cariño sincero de los padres e hijos siempre traerá frutos buenos a pesar de las apariencias de la vida.

 

Rev. Arturo Corral, Pastor

Rev. Roberto Raygoza, Pastor Asociado

HORARIO DE MISAS

Domingo:

7:30 a.m., 9:00 a.m., 10:30 a.m., 12:00 p.m., 1:30 p.m., 3:00 p.m., 4:30 p.m., 6:00 p.m., 7:30 p.m.

Sábado:

7:30 a.m., 12:30 p.m., 5:30 p.m.

Lunes a viernes:

 6:30 a.m., 8:00 a.m., 12:00 p.m., 5:30 p.m.

 

HORARIO DE LA OFICINA PARROQUIAL

Lunes a domingo: 8:00 a.m. a 7:00 p.m.

Solidarios con los necesitados

Solidarios con la parroquia

Solidarios con el edificio histórico